Sigue pensando.

¿De que color quieres pintar la pared?

¿Lees esto porque crees que eres un inconformista? Sé sincero: te crees un rebelde, un antisistema que odia este mundo. Mañana llegarás a tu trabajo, tu instituto o el sitio dónde sea que estas atado, y pensarás con superioridad que tu jefe, tu compañero de mesa, o tus padres no son más que esclavos que viven ahogados en el asqueroso barro de la banalidad.

¿què color has escogido para tus bonitas paredes? No importa. Realmente… no tienes paredes.

Un chimpancé coge un plátano, ignorando una sandia abierta.

No existes para vivir. Sólo existes para cumplir esa función, esa responsabilidad que nadie te ha asignado y, que sin embargo, tienes ya encima de tus hombros. No no quieras esa responsabilidad. Piensa. No evolucionas por llevar ropa. No dejas de oler mal por conducir un coche caro. No dejas de ser una mierda por tener un cuerpo perfecto. Acepta que eres el residuo más tóxico de la ambición del hombre y piensa. Piensa. Piensa. Como destruir para crear. Como infectar al mundo con la marginalidad que él mismo crea. No reivindiques tu sitio en esta sociedad y destruyela, a ella y a ti mismo.

El chimpancé está en una jaula. Bonita libertad.

Piensa. Escoge. Lucha. Quema. Explota. Odia. Sangra. Siente. Destruye. Vive.

20 maneras de reducir el stresssssssssss

Una buena lista de recomendaciones para empezar con buen pie el año.

  1. Identifica los culpables.
  2. Elimina obligaciones innecesarias.
  3. Deja de “procrastinar” (evita aplazar las cosas para mañana).
  4. Deshazte del desorden.
  5. Anticipate para no ir siempre con prisas o llegando tarde.
  6. Evita el querer controlarlo todo.
  7. No hagas muchas cosas a la vez (multitasking) que te impidan estar enfocado.
  8. Elimina las fuentes que “absorben tu energía”. Relacionado con el punto uno.
  9. Evita la “gente difícil”.
  10. Simplifica tu estilo de vida.
  11. “Desprogramate” no es necesario tener programado cada minuto de tu vida.
  12. ¡Quieto parao!. Aprende a hacer las cosas más lentamente, a disfrutar de la comida, etcétera.
  13. Ayuda a otros, suena contradictorio añadirte más tareas para reducir el estrés pero la sensación de bienestar reduce el estrés.
  14. Relajate varias veces al día. Los pequeños tiempos muertos ayudan a trabajar mejor y a relajarte.
  15. Deja tu trabajo. La más radical pero el trabajo es sin duda el mayor foco de estrés. Deja tu trabajo, automatiza tus fuentes de ingresos y busca algo que de verdad te guste.
  16. Simplifica tu lista de tareas. Las listas de tareas pendientes demasiado largas estresan solamente por el hecho de ser largas…
  17. Haz ejercicio. Simplemente funciona.
  18. Come bien. Junto al punto anterior se puede decir que estar saludable es uno de los puntos más importantes para no tener estrés.
  19. Se agradecido. Una actitud agradecida ayuda a pensar de forma positiva.
  20. Ten un entorno “Zen”. Empezando por un escritorio limpio, ordenado y minimalista para continuar con el resto de la casa. Los sitios sobrecargados estresan (y yo añadiría que complican la tarea de buscar algo hasta el hinchamiento excesivo de los huevos).