Jinetes de la Antorcha. Norman Spinrad.

jinetes de la antorcha, Norman SpinrandRelato largo o novela corta que describe la situación en la que se encuentra un creador de «sensos» (equiparable con las películas actuales en ese futuro) que tiene que revelar un secreto que puede revolucionar, para bien o para mal, a la humanidad.

La Tierra ya no es habitable y cientos de años atrás los supervivientes de esa moribunda Tierra migraron en naves espaciales en busca de nuevos planetas que habitar.

Siglos más tarde, los componentes de la llamada Migración disponen de recursos casi interminables y viven intercomunicados y con las necesidades cubiertas esperando el día en que alguno de los exploradores llamados «sorbevacios» encuentre al fin un planeta habitable. El día del estreno de la obra cumbre del protagonista un miembro de esa casta especial de exploradores arruina el evento e invita al protagonista a que lo acompañe en una de estas misiones de exploración.

Durante el viaje se revelará al protagonista un secreto capital y se le encomienda la misión de revelar el secreto al resto de la sociedad de la  manera menos traumática posible.

Interesante punto de vista sobre las «naves generacionales» y sobre la aparente necesidad del ser humano de arraigo a una tierra. El conjunto de naves es un mundo en si mismo y cabe decidir si es necesario un planeta o simplemente, tener que habitar un planeta, es una etapa agotada para la humanidad.

Una llamada a la acción. Señor Chinarro.

Nos conocimos ayer, tú me invitaste a beber,
yo te invité a no sé qué, tú dijiste: “qué bien”.
Y te hablé de poesía por ver qué decías,
que si es tontería, que sí, que no,
habrá que hacer el amor.
Llegó la luz al salón y vi tu sujetador
y en cada pezón una llamada a la acción.
Me callaste la boca, dijiste: “te toca,
míster dondelenguas, demuéstralo”.
Habrá que hacer el amor,
por un mundo mejor,
habrá que hacer el amor.

Entiéndeme extranjera, ven a mi vera,
que te alabe el gusto.
Será que es primavera y tú aún soltera,
¡qué error de bulto!
¡Qué patán!, me he explicado fatal.
Así rimaba el profeta torpemente con bragueta.
En un mundo mejor,
habrá que hacer el amor…
amor…
Y venga a darle al alpiste,
la vida es muchas veces triste, es repetición.
Habrá que hacer el amor porque nunca está hecho,
dije cuando tú miraste al techo.
En un mundo mejor
habrá que hacer el amor…
amor…

20 novelas de ciencia ficción que hay que leer.

Ciencia Ficción
  • Trilogía de la Fundación, Isaac Asimov (1951)
  • Los propios dioses, Isaac Asimov (1972)
  • El hombre demolido, Alfred Bester (1952)
  • Cronopaisaje, Gregory Benford (1980)
  • El juego de Ender, Orson Scott Card (1985)
  • El fin de la infancia, Arthur C. Clarke (1953)
  • La ciudad y las estrellas, Arthur C. Clarke (1956)
  • Dune, Frank Herbert (1965)
  • ¡Hágase la oscuridad!, Fritz Leiber (1950)
  • La mano izquierda de la oscuridad, Ursula K. Le Guin (1969)
  • Los desposeídos, Ursula K. Le Guin (1974)
  • El nombre del mundo es Bosque, Ursula K. Le Guin (1976)
  • Flores para Algernon, Daniel Keyes (1966)
  • Mutante, Henry Kuttner (1953)
  • Cántico por Leibowitz, Walter M. Miller Jr. (1960)
  • Pórtico, Frederik Pohl (1977)
  • Pavana, Keith Roberts (1968)
  • Ciudad, Clifford D. Simak (1952)
  • Jinetes de la antorcha, Norman Spirand (1974)
  • El mundo de los no-A, A. E. Van Vogt (1948)